Las lagrimas de Arakuine

“El Monje Arakuine lloraba. Su amigo le preguntó:
-¿Por qué lloras?
Arakuine respondió:
-¡Ve a preguntárselo al maestro!
Fue a ver al maestro:
-¿Por qué llora Arakuine?
-¡Ve a preguntárselo! – respondió el maestro.
El monje regresó al lado de Arakuine y le encontró riendo. Le dijo: -¿Cómo puede ser? ¡Antes llorabas y, ahora, ríes! ¿Por qué?
Arakuine le respondió:
-¡Por que antes yo lloraba y ahora río!”
 

Si tengo ganas de llorar, lloro. ¿Por qué contenerme? El cielo es azul, sobreviene una tormenta, llega la lluvia. Pero luego, la lluvia se va.

¡Pregúntate a ti mismo! Entras en ti y te ves llorar. ¡Cuando llores, llora! ¡Cuando comas, come! ¡Cuando te enfades, enfádate! ¡No reprimas tu cólera! ¡Abandónate! ¡Pregúntate a ti mismo! Sé un cielo azul transparente. ¡Y cuando tengas ganas de llorar, llora y luego, si tienes ganas de reír, ríe! La tormenta ha pasado y los pájaros cantan. Tú dejas venir y dejas pasar con un inmenso placer.
¡Qué placer coger el cabreo! Es una descarga de energía. ¡Qué maravilla! ¿Y tener una depresión? ¡Qué maravilla! De hecho, sabemos que no somos eso. ¿Y el dolor? ¿Y la enfermedad? ¡Qué maravilla! ¡No somos eso…, pero en absoluto! Somos el cielo azul y no nos identificamos con estos estados. ¡Basta! A continuación se deja entrar la luz en nuestra cabeza. En la luz, hay la sombra y otras cosas, pero es siempre la luz…

(De “El dedo y la luna” A. Jodorowsky)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s